Los efectos del despido nulo por fallecimiento antes de la readmisión

15Jun

Los efectos del despido nulo por fallecimiento antes de la readmisión

Queremos detenernos en esta ocasión en la Sentencia del Tribunal Supremo de 13 de febrero de 2019, en unificación de doctrina, en relación al caso enjuiciado en la misma sobre la imposibilidad de readmisión de un trabajador que tras ser despedido, fallece no siendo posible por tanto la materialización efectiva de dicha readmisión.

 

En este caso se reconoce a una serie de trabajadores, tras ser despedidos por causas productivas sobre la base de la tramitación de un ERE, una indemnización de 20 días de salario por año de servicio, conforme al Estatuto de los Trabajadores.

 

Tras presentación de demanda solicitando la nulidad argumentando una posible subrogación entre empresas, ésta es estimada por el TSJ de Asturias declarándose la nulidad de los despidos, con la consiguiente condena a la empresa a la readmisión con abono de los salarios dejados de percibir desde la fecha del despido hasta la de la efectiva readmisión.

 

Se dio entonces la circunstancia de que uno de los trabajadores había fallecido antes de producirse esa readmisión, por lo que se sustituye ese hecho por el abono a los herederos del fallecido de la indemnización correspondiente y los salarios de tramitación, a lo que las empresas demandadas recurren a la instancia superior en unificación de doctrina.

 

Las empresas recurrentes entienden que esta solución adoptada para este caso del trabajador fallecido únicamente es aplicable en supuestos de declaración de improcedencia, y alegan que para los casos en los que la calificación final es la nulidad (como lo es este enjuiciado) la condena se ha de limitar tan sólo a los salarios de tramitación desde la fecha del despido y hasta la del fallecimiento.

 

En la argumentación de la sentencia del tribunal se tiene como base normativa el artículo 286 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social, el cual establece literalmente que “cuando se acreditase la imposibilidad de readmitir al trabajador por cese o cierre de la empresa obligada, o cualquier otra causa de imposibilidad material o legal, el juez dictará auto en el que se declarará extinguida la relación laboral en la fecha de dicha resolución y acordará que se abone al trabajador las indemnizaciones y los salarios dejados de percibir que se señala en el apartado 2 del artículo 281”.

 

Así pues, queda clara la postura del tribunal al estimar que la citada Ley establece los efectos de esa imposibilidad de readmisión, y no distingue entre los casos en que la sentencia declara el despido nulo o en aquellos en los que lo declara improcedente pues la controversia no radica en relación a dicha calificación sino en la imposibilidad (evidente) de cumplimiento de la obligación (la readmisión), y es por ello que el Supremo desestima los recursos de las empresas y confirma la sentencia recurrida reconociendo el derecho a los herederos a percibir ambos importes, tanto la indemnización como los salarios de tramitación, sentando así un criterio unificado en este tipo de situaciones.

 

  • footer_logo
  •   C/ Avellanas, 22 46003 Valencia (España)
  •   96 392 05 27
  •   96 392 05 27

Boletín de noticias


Suscribase a nuestro servicio gratuito de noticias introduciendo su dirección de correo electrónico.
Joomla Extensions powered by Joobi