Resolución de litigios fiscales en la Unión Europea

12Ene

Resolución de litigios fiscales en la Unión Europea

Los métodos alternativos de resolución de conflictos avanzan con fuerza hacia el futuro gracias a la nueva Directiva de la Unión Europea relativa a los mecanismos de resolución de litigios fiscales, que ofrece la posibilidad de recurrir a la mediación o conciliación para solucionar los problemas de la doble imposición fiscal.

 

Según su artículo 22, referente a la transposición de esta norma, los Estados Miembros tendrán como límite el 30 de junio de 2019 para la publicación de las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas necesarias para dar cumplimiento a lo establecido en la presente Directiva.

 

El procedimiento se inicia con la presentación de una reclamación por parte del afectado por la doble imposición fiscal, dicha reclamación se interpondrá en el plazo de tres años a partir de la aceptación de la primera notificación de la acción que produzca o que vaya a producir una cuestión en litigio.

 

Las autoridades competentes de los Estados miembros, en el plazo de seis meses adoptarán un fallo sobre la aceptación o desestimación de la reclamación, que de aceptarse, los Estados miembros deberán recurrir a formas de resolución de conflictos alternativos no vinculantes, como la mediación o la conciliación, durante las fases finales del período del procedimiento amistoso.

 

En el caso de que uno de los Estados miembros se niegue a la reclamación presentada, será posible la creación de una comisión consultiva que resolverá el conflicto. De no llegar a un acuerdo amistoso mediante la mediación o conciliación, sobre la manera de resolver la cuestión en litigio dentro de los plazos establecidos, también se podrá recurrir a esta comisión.

 

La comisión consultiva estará formada por un presidente y un representante de cada autoridad competente de los diferentes Estados Miembros, además cada autoridad competente deberá designar a una persona independiente para que forme parte de esta comisión.

 

Es significativo el paso que ha dado el Derecho de la Unión Europea con la publicación de esta Directiva, puesto que se amplía el ámbito de aplicación de la mediación y conciliación a la resolución de conflictos sobre temas fiscales.

 

De esta forma, se protege la terminación de los conflictos de manera eficaz y ágil, evitando la aparición de futuras dificultades fiscales, puesto que se diluirán los obstáculos a los que se enfrentan las empresas.

 

Además, hay que enfatizar el alto número de litigios tributarios pendientes en España, que según las últimas valoraciones hechas públicas, la cuantía procesal pendiente totaliza 49.271,82 millones de euros, cerca del 5% del PIB.

 

Del mismo modo, la proporción de recursos favorable a los contribuyentes hasta el momento de su firmeza y ejecución, produce importantes costes económicos, por no decir nada de la acumulación de intereses a favor de los contribuyentes.

 

La Directiva estimula a los Estados Miembros la utilización de los métodos de resolución de conflictos y orienta hacia dónde va encaminado el futuro litigioso de la Unión Europea.

 

Por todos estos motivos anunciados anteriormente, España debe ir enfocándose hacia la implementación de estas nuevas metodologías en todos los ámbitos de la sociedad y así activar la prevención de futuros conflictos.

 

Por consiguiente, para poder hacer frente a estos cambios que vendrán impuestos por la Unión Europea, será necesario que vayamos promoviendo la implementación de la mediación y conciliación en todos los sectores de la sociedad, modificando la forma de resolver las cuestiones que exponen los clientes e inculcar la cultura de la mediación.

 

Para que esta transformación pueda llevarse a cabo, necesitaremos de la reeducación, huyendo de la cultura belicosa. Será esencial la formación de los despachos de abogados mediante la evolución de abogados a mediadores con el fin de que al surgir una desavenencia se asista a un proceso de mediación.

 

En atención a todos los cambios normativos que van surgiendo, nuestro despacho Sebastiá Abogados & Economistas ha querido anticiparse y ya tiene implementada la mediación en su día a día, mediante un equipo de abogados especializados en este método de resolución de conflictos amistosos, trabajando por esta denominada cultura de la paz.

 

  • footer_logo
  •   C/ Avellanas, 22 46003 Valencia (España)
  •   96 392 05 27
  •   96 392 05 27

Boletín de noticias


Suscribase a nuestro servicio gratuito de noticias introduciendo su dirección de correo electrónico.
Joomla Extensions powered by Joobi